Un nuevo mesías


El País eNOpinión11 de agosto de 2015

Finalizada la Primera Guerra Mundial, Alemania fue obligada a reducir su Ejército, realizar compensaciones monetarias y transferir territorio a los vencedores. En pocos años la crisis económica sacudió a ese país y dejó, a comienzos de la década de 1930, aproximadamente seis millones de desocupados. Por otro lado, desde 1920 una inmigración masiva de judíos polacos llegó a Alemania. Sin trabajo y con problemas para adaptarse al idioma, se convirtieron en el blanco de los insultos xenófobos. Los empresarios judíos también fueron víctimas de una propaganda que los estigmatizó con haberse...





Notibol sólo ofrece un pequeño extracto del contenido de la pagina de la noticia publicada tal como ésta se mostraba en la fecha de su indexación, la cual puede no coincidir con la fecha de publicación. Es posible que para hoy el contenido de la noticia tenga modificaciones, correcciones o que su página de enlace haya sido eliminada por el medio que la publicó.