Sin un amor no hay salvación


El DiarioOpinión17 de agosto de 2015

El título es un verso musical del maestro Alfredo Gil. En agosto de 1915, en Puebla, México, primera etapa de la Revolución triunfante, llegaba al mundo un genio destinado a sublimar los sentimientos de los seres embrujados por las odas del bolero inmortal. En aquel vaporoso celaje –décadas 40 y 50- fue personificada una época romántica del amor juramentado entre hombres y mujeres. El mundo la identificaría como época de oro de los corazones enamorados. Era el prometedor maestro Alfredo Bojalil Gil, el güero (1915-1999), el transformador como puritita mexicana de la histórica...





Notibol sólo ofrece un pequeño extracto del contenido de la pagina de la noticia publicada tal como ésta se mostraba en la fecha de su indexación, la cual puede no coincidir con la fecha de publicación. Es posible que para hoy el contenido de la noticia tenga modificaciones, correcciones o que su página de enlace haya sido eliminada por el medio que la publicó.