Reos sin penas absorben el 82% del presupuesto


El DeberBolivia24 de agosto de 2015

La palabra es déficit. El sistema penitenciario de Bolivia, ese manojo de casuchas y rejas que encierra a más de 14.000 personas cuando solo tiene capacidad para 6.000, enfrenta una de las crisis más graves que ha tenido: Una humanitaria, pero también económica. Una donde la matanza de 35 presos de Palmasola o la de cuatro en El Abra son síntomas. Y el Estado sabe. Y la Pastoral Penitenciaria de la Iglesia, con la visita del papa Francisco incluida, ha confirmado otras 100 veces. Se sabe, por ejemplo, que la superpoblación carcelaria rebasa la capacidad con el 183%. Se resiste de hablar de...





Notibol sólo ofrece un pequeño extracto del contenido de la pagina de la noticia publicada tal como ésta se mostraba en la fecha de su indexación, la cual puede no coincidir con la fecha de publicación. Es posible que para hoy el contenido de la noticia tenga modificaciones, correcciones o que su página de enlace haya sido eliminada por el medio que la publicó.