Hablar con franqueza


La Estrella del OrienteOpinión01 de septiembre de 2015

La sinceridad va recta, simple, sin dobleces, sencilla, sin ninguna segunda intención; busca lo que es y solo lo que es . La hermosa frase es de Rumi, el gran poeta y teólogo persa del siglo XIII. La sinceridad es una excelsa y valiente virtud, está por encima de títulos y riquezas, define la calidad de un ser humano. Para ser sinceros con los demás, ante todo, hay que serlo con uno mismo, porque es la única manera de autoconocernos. Si obviamos esa virtud a la hora de descubrir quiénes somos y qué perseguimos en la vida, si no aceptamos nuestros valores y defectos, jamás podremos ser francos...





Notibol sólo ofrece un pequeño extracto del contenido de la pagina de la noticia publicada tal como ésta se mostraba en la fecha de su indexación, la cual puede no coincidir con la fecha de publicación. Es posible que para hoy el contenido de la noticia tenga modificaciones, correcciones o que su página de enlace haya sido eliminada por el medio que la publicó.