Entre lo cotidiano y la eternidad


La Estrella del OrienteOpinión08 de agosto de 2015

En 1938, el matemático norteamericano Edward Kasner le pidió a su sobrino de nueve años que inventara un nombre para un número enorme: un 1 seguido de 100 ceros. Milton, como se llamaba el jovencito, lo bautizó gúgol (o googol, en inglés; se dice que luego inspiró a Larry Page y Sergey Brin cuando denominaron Google al buscador de Internet). Aunque no tiene particular importancia para los matemáticos, se calcula que supera la cantidad de átomos de hidrógeno del universo conocido. El matemático y neurocientífico Stanislas Dehaene, que estudió la génesis del sentido numérico en el cerebro, los...





Notibol sólo ofrece un pequeño extracto del contenido de la pagina de la noticia publicada tal como ésta se mostraba en la fecha de su indexación, la cual puede no coincidir con la fecha de publicación. Es posible que para hoy el contenido de la noticia tenga modificaciones, correcciones o que su página de enlace haya sido eliminada por el medio que la publicó.