AApúrate, que llega Lila


La RazónCultura16 de agosto de 2015
AApúrate, que llega Lila

En la cocina verde de mi abuela, las mujeres se reunían no solo a cocinar, sino, sobre todo, a ponerse al día respecto a las andanzas de cada miembro de la familia. En esa cocina, todos teníamos un apodo. Yo, que siempre tuve la mordida cruzada, era la wijla jeta; una de las hijas, la de piernas flacas, era la k aspi chaqui; el tío barrigón era el p uñu wisa, y el otro tío que además de barrigón era operado de la vesícula era el t iri wisa, es decir, el hombre que tenía la barriga remendada. Recordando esas conversaciones logré relacionarme con el quechua y así, también, aprobé mi examen de...





Notibol sólo ofrece un pequeño extracto del contenido de la pagina de la noticia publicada tal como ésta se mostraba en la fecha de su indexación, la cual puede no coincidir con la fecha de publicación. Es posible que para hoy el contenido de la noticia tenga modificaciones, correcciones o que su página de enlace haya sido eliminada por el medio que la publicó.